Nuestro objectivo

Neutralidad climática en Jena.
Esto significa: ninguna contribución a la crisis climática provocada por el hombre a partir de 2035 como máximo.

Jena genera actualmente más de 500.000 toneladas de emisiones de CO₂ al año (a partir de 2018) y otros gases de efecto invernadero no registrados anteriormente. Llevarlas al cero neto (lo que significa que todas las emisiones restantes deben ser compensadas) no será una tarea fácil. Por lo tanto, con el ‘Klimaentscheid’, pedimos principalmente la creación profesional de un Plan de Acción Climática que identifique los pasos necesarios de manera concreta.

¿Cómo sería Jena si fuera amigable con el clima en el futuro?

Es de suponer que una ciudad climáticamente neutra tendría un aspecto diferente de muchas formas a la Jena que conocemos: Carriles para bicicletas en lugar de tubos de escape para coches. El agua caliente se produciría simplemente por el sol que brilla en nuestros tejados. Y hay un absorbente biológico de CO₂ (también llamado árbol) en cada esquina. ¿No suena tan mal? Al fin y al cabo, a menudo no es la solución lo que nos falta, sino el valor para aplicarla.

En una ciudad neutra en carbono, habría muchos más medios de transporte compartidos en la carretera, pero entonces también podrían llevar a la gente a todas las zonas periféricas en todo momento. Podríamos intercambiar y reparar más, y tendríamos que tirar menos. Tendríamos más espacio en las calles: donde los coches solían bloquear el espacio público, nuestros niños podrían jugar sin peligro y con aire limpio.

Y en el camino, salvaríamos el mundo, o al menos haríamos lo que es nuestra responsabilidad para no agravar la crisis inminente. Y probablemente estaríamos mejor en el proceso que en la actualidad. Y quizás, llegado el momento, nos preguntemos sobre todo: ¿Por qué no hemos empezado mucho antes?

Por eso te necesitamos.
Así es como puedes unirte a nosotros.